Cheesecake auténtica americana

Esta tarta es de las favoritas en mi casa.
Y cómo se descubren estos tesoros?
Gracias a personas generosas y buenas que te encuentras en el camino de la vida, mi amiga Tere una luchadora nata.
Y yo la comparto contigo.
Es del famoso cocinero Marc Grossman en su libro un dulce en Nueva York

Vamos con los ingredientes: (Mi molde es de 22cm)

Base de la tarta:

180 gr de galletas , a mi me gustan las tipo digestive
90 gr de mantequilla fundida


Para la tarta:

– 540 gr de queso  tipo Philadelphia
– 120 gr de azúcar glass
– 1/2 cucharada de café de sal
– 40 gr de harina
– El zumo y la piel rallada de un limón
– 360 ml de nata
– 5 huevos medianos
– 1 yema de huevo
– vainilla líquida




Elaboración:

Base de la tarta:

Triturar las galletas con la mantequilla a temperatura ambiente.
Forrar un molde desmoldable con la galleta, pero ten cuidado no presiones demasiado.
A mi me gusta meter el molde al congelador para que se ponga durita, pero si no os cabe
a la nevera una media hora.


La tarta:

Horno precalentado a 225º

Empezar a poner en vuestro robot de cocina o batidora todos los ingredientes, pero en
el MISMO ORDEN que están puestos en los ingredientes. Es muy importante:
 queso  tipo Philadelphia
 azúcar glass
 cucharada de café de sal
 harina
 El zumo y la piel rallada de un limón
 nata
 huevos medianos
 yema de huevo
 vainilla líquida


Batir.

Poner con cuidado en nuestro molde.
Meter al horno y mantener a 225º durante 10 minutos.
Bajar la temperatura, eso si no me abras el horno, a 120º durante 1 hora y cuarto.
Sin abrir el horno dejarla dentro durante dos horas.

Meterla en la nevera.
Esta muchíiiiiisimo más rica al día siguiente.

Y cuando la vayáis a comer ponerle encima lo que más os guste mermelada, ganache de chocolate…
a gustos.

Ya verás que espectáculo para tus papilas gustativas.

          Sed felices y seguid horneando deseos.